Cómo mejorar su comprensión de lectura

En el siguiente post le enseñaremos a cómo mejorar su comprensión de lectura con 3 sencillos pasos, evitando volver a leer y obteniendo grandes resultados.

Debido a que la comprensión de lectura es una habilidad que se puede mejorar como cualquier otra, usted puede perfeccionarla practicando y llevando a cabo un plan de juego. Dediquese a participar una combinación de práctica de lectura “guiada” y “relajada” por lo menos de dos a tres horas por semana.

La práctica guiada implicará estructura y atención focalizada, como el aprendizaje de nuevas palabras para el vocabulario, mientras que la práctica relajada implicará simplemente dejarse leer y disfrutar de la lectura sin presión, por lo menos de una a dos horas por semana.
(Nota: si ya lee por gusto, añada al menos una hora más del gusto-lectura por semana.)

Mediante la combinación de la lectura-para-el-estudio y la lectura-por-gusto, podrá mejorar su habilidad de lectura
sin relegar el tiempo de lectura a la esfera de “trabajo” por sí solo. La lectura es una parte muy
importante de nuestra vida cotidiana, y mejorar su comprensión nunca debe ser un impedimento para evitar realizar esta increíble actividad.

¿Cuáles son los primeros pasos para mejorar su nivel de comprensión lectora?

Paso 1: Conozca y reevalúe cómo está leyendo.

 

Antes de empezar a mejorar su comprensión de lectura, debe tomar en cuenta como está leyendo actualmente y qué limitaciones tiene.

Comience seleccionando fragmentos de diferentes textos con los que no está familiarizado: libros de texto, ensayos, novelas, noticias, o cualquier tipo de texto con los que tiene dificultades para entender y lealos como normalmente lo hace.
Mientras lee, verifique si su atención, energía o comprensión del material comienza a disminuir.

Si su comprensión o concentración tiende a retrasarse después de un periódo de tiempo, comienze lentamente a incrementar su resistencia. Por ejemplo, si continuamente pierde el enfoque en la marca de 20 minutos cada vez lee, tome en cuenta eso y oblíguese a incrementar lentamente ese tiempo, en lugar de sentarse y concentrarse en la lectura y extenderse hasta dos horas.

Comienze leyendo en el tiempo establecido (en este caso veinte minutos), y luego tome un descanso. La próxima vez, trate durante 22 minutos. Una vez que haya dominado este tiempo, trate con 25 minutos y vea si todavía
puede mantener el enfoque. Si ha logrado mantenerlo, pruebe ahora con 30 minutos.

Si descubre que su concentración o comprensión comienza a retrasarse una vez más, dé un paso atrás en su ritmo
antes de obligarse a más. La mejora viene con el tiempo, y esto sólo causará frustración si intenta
hacerlo de un solo golpe.

Alternativamente, es posible que sus problemas relacionados con la comprensión de lectura no tengan nada que ver el tiempo dedicado a la lectura que con el propio material de origen. Quizás usted tenga problemas para comprender los elementos esenciales de un texto, el contexto de una pieza, arcos de caracteres o motivación, libros o libros de texto
con suficiente información
. Si este es el caso, entonces asegúrese de seguir los siguientes consejos para mejorar estas áreas de debilidad de comprensión de la lectura.

Paso 2: Mejore su vocabulario.

 

La lectura y la comprensión se basan en una combinación de palabras, contextos e interacción de palabras. Por lo que debe ser capaz de entender cada pieza en movimiento antes de poder entender todo el texto.

Si se le dificulta entender un vocabulario en específico, a veces es posible obtener el significado a través de claves
de contexto
(cómo las palabras se utilizan en una oración o en un fragmento), pero siempre es una buena idea
buscar las definiciones de las palabras que desconozca. Cuando vaya a leer, asegúrese de tener una lista de palabras que
no reconoce fácilmente y tenga a la mano un juego de tarjetas con las palabras y sus definiciones.
Dedique un tiempo de quince minutos, dos o tres veces a la semana para interactuar con las nuevas palabras.

Con el fin de conservar el conocimiento de su nuevo vocalbulario, debe realizar un punto de utlización de estas palabras
en su comunicación verbal y escrita.

Paso 3: Lea por gusto.

 

La mejor manera de mejorar su nivel de comprensión de lectura es a través de la práctica. Y la
mejor manera para practicarla es diviertiéndose con ella.

Haga de la lectura una actividad divertida, al menos en alguna ocasión, en lugar de una tarea constante. Esto motivará
que se involucre con el texto y adopte esta actividad como parte de su vida diaria.
A medida que practique y se comprometa con su material de lectura, la mejora vendrá naturalmente.

Comience leyendo textos que estén ligeramente por debajo de su edad y nivel de grado (especialmente si la lectura es frustrante o difícil para usted). Esto le quitará presión y le permitirá relajarse y disfrutar de la historia.

Una vez que se sienta más cómodo poniendo en práctica sus estrategias de comprensión, siga adelante y permítase leer cualquier texto que sea de su agrado.

¡Conozca sus parámetros de lectura realizando el test dando clic a este enlace!