8 Maneras para entrenar tu cerebro y leer más rápido

El entrenamiento no sólo es para el cuerpo. También es para el cerebro, por ello te mostramos 8 maneras para entrenar tu cerebro y leer más rápido.

Uno va al gimnasio a ejercitar los músculos, sale a correr al aire libre o sale a caminar para mejorar la resistencia; O quizás no hace ninguna de estas actividades, pero aún así desea ejercitarse más. Aquí te mostramos como entrenar una de las partes del cuerpo más importante: El Cerebro.

Cuando entrenes tu cerebro:

  • Evitarás situaciones incómodas: Recuerdas su rostro, pero, ¿Cuál era su nombre?.
  • Aprenderás más rápido todo tipo de habilidades.
  • Evitarás las enfermedades mentales como el Alzheimer.

 

1. Trabaja tu memoria.

 

Resultado de imagen para working memory

Twyla Tharp, una coreógrafa de renombre de la ciudad de Nueva York, menciona los siguientes ejercicios de memoria: cuando ella observa una de sus presentaciones, trata de recordar las primeras doce a catorce correcciones que quiere discutir con su elenco sin escribirlos. Si piensas que esto es nada menos que una hazaña, entonces piensa otra vez. En su libro El hábito creativo, menciona que la mayoría de la gente no puede recordar más de tres.

Recordar eventos o cosas y luego discutirlos con otros, ha sido respaldado por estudios de ejercicio cerebral. Las actividades de memoria que involucran todos los niveles de operación cerebral como percibir, recordar y pensar, ayudan a mejorar la función del cerebro.

Ahora, puede que no tengas bailarines para corregir, pero es posible que requieran de tu opinión sobre una presentación, o si tus amigos te pregunten las cosas interesantes que viste en el museo. Estas son grandes oportunidades para capacitar a tu cerebro, flexionando los músculos de memoria.

¿Cuál es la forma más sencilla para ayudarte a recordar lo que ves? Repetición.

Por ejemplo, digamos que acabas de conocer a alguien nuevo.

“Hola, mi nombre es Jorge”

No te limites a responder: “Mucho gusto o Encantado de conocerte”. En lugar de eso puedes decir, por ejemplo: “Mucho gusto Jorge”.

2.Haz algo diferente repetidamente.

 

Resultado de imagen

Cuando haces algo realmente nuevo una y otra vez, tu cerebro crea nuevas vías que te ayudan a hacer estas actividades más rápido y mejor.

Recuerda cuando tenías tres años. Seguramente eras lo suficientemente fuerte como para sostener un cuchillo y un tenedor sin problema alguno. Sin embargo, cuando estabas comiendo sin ayuda de tus padres, estabas creando un desastre. No era una cuestión de fuerza, como se ve. Era una cuestión de cultivar más y mejores vías neurales que te ayudaran a comer por tí solo como lo hace un adulto. ¿Y adivina qué?, Con suficiente repetición pudiste lograrlo.

Pero ¿cómo se aplica esto a la vida diaria?
Digamos que eres un procrastinador (persona que pospone o retrasa sus actividades). Mientras menos procrastines, más enseñarás a tu cerebro a no esperar a hacer las cosas al último.

Ahora bien, puedes estar pensando “¡Vaya, como si no posponer las cosas fuera tan fácil!” Bueno,esto se puede hacer. Al hacer algo realmente pequeño, que normalmente no se hace, pero es la manera de conseguir que la tarea se haga, comenzarás a crear estas nuevas vías neuronales.

Así que si has estado posponiendo organizar tu escritorio, toma una sola hoja de papel y pónlo en su lugar correcto. O bien, puedes hacer algo más pequeño. Observa una hoja de papel y decide dónde ponerlo: ¿Basura?,¿Cajón derecho?, ¿Otra sala? ¿Dárselo a alguien?.

En realidad no tienes que limpiar ese papel; sólo tienes que decidir lo que tienes que hacer con él.

Eso es lo pequeño con lo que puedes comenzar. Y sin embargo, las conexiones neuronales están todavía en construcción. Poco a poco, te transformarás de un procrastinador a una persona que tome rápidamente decisiones en el momento.

3. Aprende algo nuevo.

 

Resultado de imagen para learning new

Puede sonar obvio, pero cuanto más se utilice el cerebro, será un gran beneficio para tí. Por ejemplo, aprender un nuevo instrumento mejorará tu habilidad de traducir algo que ves (en esta caso una partitura) a algo que realmente haces (tocar el instrumento).

Aprender un nuevo idioma, expone a tu cerebro a una nueva forma de pensar y de expresarte.

Incluso se puede dar literalmente un paso más allá, y aprender a bailar. Estudios indican que aprender a bailar, ayuda a las personas mayores a evitar la enfermedad de Alzheimer. ¿Nada mal verdad?.

4. Programas o aplicaciones informáticas

 

Resultado de imagen para brain exercises app

El mundo de Internet puede ayudar a mejorar tu función cerebral mientras pasas el día sentado en el sofá. Existen aplicaciones móviles o programas informáticos que pueden ayudar a mejorar la memoria o a pensar más rápido, con sólo realizar los ejercicios de entrenamiento que indiquen dichas aplicaciones.

5.Ejercita tu cuerpo.

 

Resultado de imagen para running body

¿No veías venir este paso verdad?. Sí, efectivamente, el ejercicio no sólo trabaja tu cuerpo; sino que también mejora la condición física de su cerebro.

Incluso ejercitarse durante 20 minutos facilita funciones de procesamiento de la información y de la memoria. Pero no es sólo eso, el ejercicio realmente ayuda a tu cerebro a crear esas nuevas conexiones neuronales más rápido. Aprenderás más rápido, tu nivel de alerta se incrementará; conseguirás todo esto mediante el movimiento de tu cuerpo.

6. Pasa tiempo con tus seres queridos

 

Resultado de imagen para family

Si deseas capacidades cognitivas óptimas, entonces debes tener relaciones significativas en tu vida. Hablar con otras personas y estar con tus seres queridos, te ayudan a pensar con más claridad, incluso pueden levantar tu estado de ánimo.

7.Evita realizar crucigramas.

Resultado de imagen

Muchos de nosotros, cuando pensamos en ejercitar el cerebro, pensamos en crucigramas. Y es cierto, los crucigramas mejoran nuestra fluidez, sin embargo, estudios demuestran que no son suficientes. ¿Son divertidos? Sí. ¿Agudizan el cerebro? Realmente no.

Por supuesto, si estás haciendo esto por diversión, puedes continuar haciéndolos. Si lo está haciendo para ejercitar el cerebro, puedes ir pensando en realizar otra actividad.

8. Come bien e incluye el chocolate negro.

Resultado de imagen para dark chocolate

Los alimentos como el pescado, las frutas y las verduras, ayudan a tu cerebro  a funcionar de forma correcta. Sin embargo, puede que no sepas que el chocolate negro le da a tu cerebro un buen impulso también.

Cuando comes chocolate, el cerebro produce dopamina. La dopamina te ayuda a aprender más rápido y a recordar mejor. Por no mencionar, el chocolate contiene flavonoides, antioxidantes, que también mejoran tus funciones cerebrales. Así que la próxima vez que tengas algo difícil que hacer, asegúrate de comerte una o dos barras de chocolate negro.

Ahora que ya sabes cómo entrenar a tu cerebro, es momento de empezar a hacerlo. No te limites a consumir este contenido y luego seguir con tu vida como si nada hubiera cambiado. ¡Pon este conocimiento en acción y sé más inteligente que nunca!.

¡Conóce tus parámetros de lectura dando clic a este enlace!