Imagínate esta situación: tienes que prepararte para un examen y tienes por delante una pila de libros o textos por leer pero sabes que lo que te falta es tiempo, te sudan las manos de solo imaginarte lo que te espera ¿verdad que acelerar el proceso de lectura y comprensión sería una bendición en ese momento?

Ganar un poco de tiempo nos da paso a disfrutar lo que realmente importa.

Hoy veremos 3 técnicas básicas para mejorar tu lectura.

¿Estás listo para empezar? vamos pues.

Técnica de la pluma milagrosa

¿Alguna vez viste una carrera de perros donde una liebre sale disparada a toda velocidad y los galgos salen tras de ella corriendo como locos? pues bien, para aumentar tu velocidad de lectura podemos aplicar un concepto similar, donde la “liebre” será una pluma o lápiz para tus ojos, ¿confuso? déjame te lo explico un poco más.

Cada vez que tengas que leer un libro, texto o documento, utiliza un bolígrafo o lápiz como “puntero” (también puedes usar el dedo), el uso de este puntero es para desplazarte rápidamente debajo de las  palabras que estás leyendo,mueve el puntero de manera constante a una velocidad ligeramente superior a la velocidad normal de lectura, cual veloz galgos tus ojos se acostumbraran a seguir a este puntero y cuanto más rápido se mueva, igual lo hará tu lectura.

Cuando comiences a usar esta técnica no  te excedas en la velocidad porque corres el riesgo de no entender nada. Para ser eficaz la técnica de la pluma milagrosa debe ser practicada constantemente, aumentando gradualmente la velocidad de desplazamiento.

[su_note note_color=”#e1fbbe”]

¿Te gustaría saber si eres un buen lector?

Haz el test en línea ahora[/su_note]

La técnica de las frases mágicas

Desde pequeños nos han acostumbrado a leer palabra por palabra, tal vez por el miedo de no entender bien , incluso algunos nos acostumbraron a susurrar sílabas, estos son algunos de los peores vicios que hace más lenta nuestra lectura.

Si queremos dar un salto cuántico en nuestra capacidad de lectura debemos dejar atrás estos malos hábitos.

En primer lugar debemos dejar de leer las palabras por si solas, puedo entender que a un niño que está dando sus primeros pasos en el mundo de la lectura utilice este tipo de lectura, pero vamos, ya estamos un poco grandes para esas cosas.

El cerebro tiene la capacidad de captar cientos de palabras, momentos y detalles en un instante, tenemos que aprovechar esta capacidad para mejorar nuestro método de lectura.

La técnica de las frases mágicas consiste en dejar atrás el enfoque de leer palabras individuales para centrarse en captar 2,3,4 o incluso con la práctica, frases enteras de un solo golpe. Si no estas seguro de cómo empezar, nuestro curso de lectura rápida seguramente es para ti, da clic aquí para agendar un diagnóstico gratuito y empezar a entrenarte hoy mismo.

La técnica del ojo de aguila

Aprender a leer frase por frase en vez de palabra por palabra es por mucho la manera más eficaz de multiplicar tu velocidad de lectura, pero si quieres llegar a ser un verdadero maestro de la velocidad, tendrás que dominar la técnica del ojo de aguila.

méodo de lecturaEsta técnica consiste en mover los ojos rápidamente de una frase a otra, sin mirar atrás y sin esforzarse a entender todo, al pasar rápidamente de una frase a otra obligas a tu cerebro a acostumbrarse a un nuevo ritmo, si lo estas probando en este momento te adelanto que tendrás suerte si de un párrafo logras entender el 20% del contenido, no te preocupes, con la práctica podrás dominar esta técnica, tenemos ejercicios en nuestro curso para ayudarte con esto 😉 .

Espero que estas técnicas de lectura rápida sean útiles para tu estudio, trabajo o pasión por la lectura, pero antes de terminar quiero que recuerdes algo: leer lento es signo de miedo, miedo a perder una palabra, miedo a no entender el 100% de lo que lees, miedo a tener que leer todo de nuevo…deshazte del miedo, ten fe en tu potencial  y deja que las palabras fluyan mágicamente.

 Una última cosa…

Un pequeño secreto en cuanto al almacenamiento de la información, pero es un secreto, así que no se lo digas a mucha gente…

Como seguramente te habrás dado cuenta, he usado para estas tres técnicas de lectura nombres muy particulares, fuera de lo común, pero tengo la ligera sospecha que no se te olvidarán tan fácilmente.

¿Quieres saber porque? simple, nuestra memoria funciona mejor cuando ligamos un concepto a una emoción, por lo que un nombre gracioso o imaginativo nos ayuda mejor a memorizar algo tedioso o aburrido, trata de usar este truco para la próxima vez que requieras memorizar algo nuevo.

Espero me puedas decir en los comentarios que tal han parecido estas técnicas y el truco de memorización, como siempre me gustaría regalarte un diagnóstico de lectura de forma personal, haz clic aquí para agendar una cita.

Hasta la próxima.